Quienes somos

InSinkErator España

QUIENES SOMOS

Insinkerator España s.l. es una empresa especializada en soluciones para los residuos orgánicos e inorgánicos a nivel doméstico e industrial/profesional. Proveemos, instalamos y damos servicio en toda España, con servicio propio de instaladores. Garantizamos los productos adquiridos por nuestros canales de venta oficiales. Realizamos labores de consultaría con el fin de maximizar la gestión siendo sostenibles y eficientes.

MISIÓN

Contribuir a mejorar la vida de nuestros clientes, compartiendo las soluciones para la gestión de los residuos y nuestros procesos e innovadores servicios.

VISIÓN

Mejorar la calidad de vida de nuestros clientes, a través de tres pilares: profesionalismo, tecnología y trayectoria, para lograr ser reconocidos como la empresa que comenzó el cambio a un proyecto de ecología y sostenibilidad real.

VALORES

  • Ilusión. La ilusión o motivación es la energía de la vida. Todo lo que hacemos y lo que somos está definido por las cosas o personas que nos aportan la ilusión y las metas por las que será definido nuestro trabajo.
  • Disciplina. Nuestra empresa tiene un sistema orgánico muy definido, con mucha atención a los criterios que la definen. Somos quienes somos y queremos seguir siéndolo y no vamos a desviarnos por intereses espúreos de la visión. Así que ejercemos una disciplina férrea que asegure que: Un trato con Insinkerator España es el mejor trato.
  • Determinación. Queremos, amamos, luchamos, trabajamos… Siempre damos lo mejor de nosotros mismos y esperamos lo mismo. Una vez tomada la decisión, no cejaremos en el empeño de conseguirlo. Y para ello daremos siempre el 100%
  • Talento. Fomentamos el talento, lo requerimos, lo perseguimos. Ofrecemos el entorno adecuado para que cada uno de nuestros miembros crezca hasta su máximo nivel de capacidad y desarrollo. El talento es una medida que puede llevarnos a dónde queramos.
  • Excelencia. La calidad llevada al máximo es el éxito. El éxito mantenido en el tiempo es la excelencia. Si nos exigimos lo mejor, podremos dar lo mejor. Y que un cliente y un empleado vean que les ofrecemos algo excelente les impulsará a quedarse con nosotros.
  • Libertad. Sobre todo hacia nuestro equipo. Las personas creativas son cada vez más valiosas para una empresa, pero exigen libertad de pensamiento y de creación de ideas. Si no se la ofrecemos, nos abandonarán.
  • Escucha. La escucha es un valor empresarial que implica libertad de expresión. La escucha activa y pasiva son muy importante para que nuestro equipo y nuestros clientes sientan que les atendemos, tenemos en cuenta y necesitamos lo que nos dicen.
  • Responsabilidad. Tanto en la vertiente social como en la ecológica, si demostramos ser responsables con la sociedad y el medio ambiente, haremos ver que no nos interesan únicamente los beneficios económicos. Podemos cambiar el mundo con acciones pequeñas.
  • Actitud positiva. Las personas son diferentes de las máquinas en varios aspectos, y uno de los más importantes son sus emociones. Las personas sienten, y si integramos la actitud positiva como uno de nuestros valores empresariales conseguiremos hacerles sentir. Esto contribuirá a que se unan a nosotros.
  • Pasión. Este valor está directamente ligado al anterior, pero implica una mayor fuerza. Cuando alguien se muestra apasionado con su trabajo y con lo que hace, contagia esa pasión y esa energía a los demás. Si nuestra empresa les transmite a su equipo y sus clientes dicha pasión, ellos también se sentirán así.
  • Resolución. Es la capacidad para resolver problemas. ¿Verdad que si consideras que una persona es resolutiva acudirás a ella cuando tengas un problema? Con tu empresa puede ocurrir lo mismo si implantas la resolución como uno de tus valores empresariales.
  • Claridad. A la hora de transmitir una idea, a la hora de cerrar un acuerdo, a la hora de explicar una serie de ventajas… Es vital ser claro, ya que a nadie le gusta no entender algo y tener la sensación de que quedan puntos sin tratar y sin aclarar.
  • Lealtad. Si nos mostramos leales y fieles con nuestro equipo y nuestros clientes, ellos nos devolverán esa fidelidad. El impulso de reciprocidad está insertado en la naturaleza humana desde sus orígenes.

Porque hay otra manera de conseguir más tiempo para nosotros. No desperdiciándolo.

ISE